DESEMBOCADURA DEL RÍO MIERA

(RÍA DEL CUBAS)

foto 3.jpg

Tras su nacimiento, el río Miera discurre plácidamente 41 km por un valle glaciar entre estrechos desfiladeros, atravesando pequeñas localidades como Liérganes o Mirones y otras mayores como Solares, hasta llegar a su desembocadura en la ría de Cubas. Poco antes de su desembocadura en la Bahía de Santander por la Ría de Cubas, el río Miera recibe las aportaciones del río Pontejos

Es precisamente este último tramo conocido como la Ría de Cubas (el que discurre a través de los municipios de Ribamontán al Mar y Marina de Cudeyo), el espacio de mayor valor ecológico y el espacio protegido perteneciente al LIC litoral de las Dunas del Puntal.  
 

De su fondo marino destacamos las praderas de Zosfera Marina, una planta con muchas posibilidades y que definitavamente contribuye contra el cambio climático.
 

A su vez, esta es la zona de todo el recorrido del río que más presiones recibe debido al alto grado de actividad ganadera e industrial que se desarrollan en sus llanuras de inundación

El estuario presenta amplias zonas intermareales, ocupadas por bancos de arena y fangos sobre los que se desarrollan praderas de fanerógamas marinas de Zostera y matorrales halófilos de Spartina sp, Salicornia sp, Halimione portulacoides y Juncus sp., entre otra especies.

En la ría del Cubas se desarrolla precisamente un proyecto de recuperación del "Águila Pescadora", un ave que figura en la categoría de «Vulnerable» en  el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y en  «Peligro Crítico» en el Libro Rojo de las Aves de España.